Cardenal Woelki: ‘No se puede amenzar a la iglesia para que cambie su doctrina’

Card. Rainer Maria Woelki / Julio Llorente

 

14 abril, 2019
“No se puede amenazar a la Iglesia para que cambie su doctrina si el cambio contradice el espíritu del Evangelio”, asegura el cardenal alemán Rainer Maria Woelki en un artículo aparecido en Die Tagespost.

Frente a la mayoría de obispos alemanes, encabezados por el cardenal Reinhard Marx, que anunció recientemente su intención de ‘revisar’ la moral sexual de la Iglesia en un próximo sínodo nacional, el cardenal Woelki, arzobispo de Colonia, ha publicado un artículo en Die Tagespost que da la voz de alarma ante los intentos de cambiar la doctrina católica.

“Quienes dentro y fuera de la Iglesia presionan de forma tan vehemente para que se introduzcan cambios -liberalizando el celibato, reconsiderando la homosexualidad, ordenando a mujeres, aceptando el sexo extramatrimonial- no han respondido a una pregunta: ¿Por qué los cristianos protestantes en Alemania no están creciendo?”, se pregunta Woelki. “Han aplicado todo lo que ahora se demanda.

Sin embargo, no están en una posición mejor, a juzgar por la práctica de la fe, qué pocos consiguen para el ministerio pastoral y el número de personas que dejan sus iglesias. ¿No indica eso que el verdadero problema es otro, y que el conjunto de la cristiandad tiene que enfrentarse a una crisis de fe y entendimiento, más que adaptarse a una “nueva realidad de vida” que se presenta como irresistible?”.

Woelki se niega a caer en la trampa de considerar esta postura razonable y ortodoxa como una posición ‘tradicionalista’ en el sentido estrecho del término. “No me malinterpreten: no estoy proponiendo un tradicionalismo irreflexivo o una nostalgia por los supuestos buenos viejos tiempos”, advierte. “Tampoco quiero que nos encastillemos, como un reducido rebaño piadoso que se atrinchera. Al contrario, quiero crecimiento y revitalización; quiero fe aquí y ahora”.

“El Papa Benedicto XVI recomendaba la ‘desmundanización’ (Entweltlichung) como camino para la Iglesia”, asegura Woelki en una referencia al Papa emérito que no sentará especialmente bien en determinados entornos eclesiales. “Se ha desechado este importante concepto demasiado deprisa, pero habría que reconsiderarlo más profundamente. No significa retirarse del mundo, creo, sino más bien recordar el carácter único del mensaje de salvación cristiano”.

Y continúa: “Solo si la Iglesia apunta a más allá de este mundo y da testimonio del hecho de que el Hijo de Dios ha redimido el mundo, seguirá ganando almas y llevándolas a la salvación”. El dilema, para Woelki, es claro: “Por decirlo a las claras: no es enfrentamos a una profunda alternativa: desmundanización de la Iglesia o descristianización del mundo; al menos, de la parte del mundo en la que viven los alemanes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *