Cardenal Kasper: el Papa se siente llamado a cambiar la Iglesia

Teólogo de cabecera del Papa, el cardenal alemán Walter Kasper asegura en entrevista concedida a José Manuel Vidal, de Religión Digital, que el Papa se siente llamado a cambiar la Iglesia y cree personalmente que pronto a las mujeres “se les abrirán las puertas” al sacerdocio.

El cardenal Kasper, naturalmente, no puede hablar oficialmente en nombre de Su Santidad, pero hay pocos personajes tan íntimamente próximos al pensamiento teológico de Francisco. De hecho, el Papa llegó a recomendar un libro suyo públicamente y lo elogió como gran teólogo e inspirador. Por eso, si dice que “el celibato permanecerá como ley, pero el Papa tiene la potestad de ordenar que, en casos extraordinarios, puedan ordenarse esos ‘viri probati”, conviene atenderle y aventurar con bastantes opciones de acertar que eso es lo que el actual Pontífice propone hacer.

También, aunque esto lo expresa como visión personal, cuando confiesa a José Manuel Vidal, de Religión Digital, que a las mujeres “pronto se les abrirán las puertas” al sacerdocio, pese a la declaración solemne de San Juan Pablo II en su día. Después de todo, una de las sentencias más celebradas del Kasper teólogo es que ninguna doctrina es nunca definitiva.

En una dirección, al menos, porque, como hemos señalado a menudo citando fuentes cercanas al Pontífice, una de las obsesiones personales de Francisco, que habrían llevado incluso a retrasar un esbozado retiro, es la de hacer irreversibles sus reformas. Porque si una declaración tan solemne -y reciente- como la proclamada por el santo Papa polaco puede contradecirse, con igual motivo podrá un futuro Papa deshacer lo que apruebe el actual, y el único resultado más o menos permanente de este eclesiástico tejer y destejer sería, sin más, el fin de la credibilidad de la Iglesia, que habría dejado de ser ‘roca’ para convertirse en río mudable.

Kasper alude con frecuencia al ‘Espíritu’, pero no sabemos si se refiere al Espíritu de los Tiempos o, en su alemán nativo, Zeitgeist, porque en esta entrevista, como en otras anteriores, aporta como prueba de la continuidad de las reformas al ‘consentimiento’ de los católicos, como si los fieles fueran los autores de la doctrina por consenso.

Además está segurísimo de que los críticos de este pontificado son apenas un insignificante puñado, un ratón que las redes sociales hacen parecer un elefante. Así, afirma que Francisco “seguirá adelante” con su revolución, “a pesar de esos pocos reticentes, porque la gente, el santo pueblo fiel de Dios, como dice Francisco, le quiere muchísimo y no aceptaría una vuelta atrás”.

Es una interesante teoría de la verdad, esta que la hace depender del respaldo popular, del cariño que una mayoría de fieles tenga a un determinado pontífice -de 264 y contando- en un momento histórico determinado. Y como, a lo que parece, lo que da popularidad al Pontífice es su acercamiento a las ideas seculares del mundo y estas, por definición, cambian invariablemente de una época a la siguiente, bastaría esperar al triunfo de una visión secular diferente que apoye un futuro sucesor de Pedro que, con ello, consiga una parecida adhesión popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *