«Cada tentación es una oportunidad para escoger de nuevo a Dios»

Fuente: Cec / Ricardo Tobón Restrepo

En este primer domingo de Cuaresma, tomando el texto del evangelio de san Marcos que nos presenta a Jesús en el desierto tentado por el demonio, el arzobispo de Medellín y vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Ricardo Tobón Restrepo, dijo que también nosotros podemos tener tentaciones, las cuales deben ser asumidas como oportunidades para volver a Dios, mejorar como personas y vivir la conversión.

“Tenemos que ver que las tentaciones son también una oportunidad para repensar nuestra vida, para mirar lo que somos y lo que tenemos que hacer. Cada tentación es una oportunidad para escoger de nuevo a Dios”.

Monseñor Tobón Restrepo exhortó para que, a ejemplo de Jesús, quien después de ser tentado salió a predicar la Buena Nueva, consideremos que “es necesario que nosotros nos convirtamos, es preciso creer, que hay que abrirnos al amor de Dios”.

El prelado resaltó la importancia que han tenido los «cuarenta días» en la vida de muchos personajes bíblicos, incluyendo a Jesús estando presente entre la humanidad. “Con cuarenta días del diluvio Dios purificó a la humanidad; con cuarenta días en la montaña, Dios le reveló su plan a Moisés; a Elías que estuvo en el monte Horeb 40 días orando, Dios se le mostró de un modo fascinante, y el mismo Jesús estuvo 40 días en el desierto afirmándose en su decisión de servir solo a Dios y de entregar la vida por todos nosotros”.

Señaló que en la vida de todo católico estos 40 días de la Cuaresma ha de ser un tiempo importante para agradecer a Dios, un momento que no se debe desperdiciar, antes bien, debe ser aprovechado para ayudar a aquellos que más lo necesitan. “Tenemos que agradecer a Dios, hemos recibido muchas gracias de Él, por tanto tenemos que vivir, amar y responder”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *