Becciu califica como “surrealista” que el Papa le haya pedido la renuncia

Fuente: Fernando Beltrán / InfoVaticana

“Hasta ayer me sentía amigo del Papa, fiel ejecutor del Papa. Entonces el Papa dice que ya no tiene fe en mí porque recibió el informe de los magistrados de que yo habría cometido actos de malversación”.

El cardenal Angelo Becciu -desde ayer prefecto emérito de la Congregación para las Causas de los Santos- ha convocado una rueda de prensa esta mañana para un grupo de periodistas para dar su versión de los hechos ante la decisión del Papa Francisco de obligarle a dimitir de su puesto y a renunciar a los derechos derivados del cardenalato.

El purpurado se ha defendido, según ha publicado en Twitter la periodista argentina Elisabetta Piqué, diciendo que no entiende por qué le acusan de malversación. Al cardenal sardo le ha parecido surrealista que el Santo Padre le haya pedido la renuncia.

Ayer por la noche el Vaticano comunicaba la impactante decisión del Pontífice: aceptaba su renuncia como prefecto del dicasterio encargado de llevar los procesos de canonizaciones y beatificaciones -cargo para el que fue nombrado por el propio Francisco hace dos años- y renunciaba a su vez a los derechos derivados de su cargo de cardenal, es decir, ya no podrá participar en un eventual cónclave.

“Es un poco extraño, otras veces me había encontrado hablando de otras cosas, no de mí, me siento un poco aturdido. Hasta ayer me sentía amigo del Papa, fiel ejecutor del Papa. Entonces el Papa dice que ya no tiene fe en mí porque recibió el informe de los magistrados de que yo habría cometido actos de malversación”, ha declarado Becciu a los periodistas según recoge Sardinia Post.

“Renuevo mi confianza en el Santo Padre. Al convertirme en cardenal, prometí dar mi vida por la Iglesia y por el Papa. Hoy renuevo mi confianza”, ha añadido el purpurado.

“Me parece extraño que me acusen de esto. Esos 100 mil euros, es cierto, los destiné a Cáritas. Queda a discreción del Sustituto asignar las sumas que están en un fondo particular destinado a Cáritas, para apoyar diversas obras. En 7-8 años nunca había hecho un trabajo de sustento para Cerdeña. Sé que en mi diócesis hay una emergencia especialmente por desempleo, quería destinar esos 100 mil euros a Cáritas, ese dinero sigue ahí, no sé por qué me acusan de malversación”, señaló a los periodistas.

“Para el inmueble de Londres el Óbolo de San Pedro no se tocó, no se usó. La Secretaría de Estado tenía un fondo, tenía que crecer”. Mientras que para la Cáritas de Ozieri -en Cerdeña- los 100 mil euros vinieron del Óbolo pero era un fin “caritativo”, reiteró Becciu, recoge ANSA. El purpurado también mencionó que en la reunión con el Papa ayer, que duró veinte minutos, no se habló del asunto de Londres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *