Barcelona concede licencia de construcción a la sagrada familia tras 137 años

El templo expiatorio de la Sagrada Familia recibió el pasado 7 de junio la licencia de obras por parte del ayuntamiento de Barcelona (España) después de 137 años en construcción; esto permite a la junta constructora continuar el proyecto de Antoni Gaudí.

El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, también conocido como la Sagrada Familia, es una basílica diseñada por el arquitecto Antoni Gaudí. Su construcción se inició en el año 1882 y está previsto que finalice en el año 2026. Se trata de uno de los monumentos más visitados de España y la iglesia más visitada de Europa, tras la basílica de San Pedro en el Vaticano.

Cuando comenzó la construcción del templo en el siglo XIX se pidió la licencia correspondiente al ayuntamiento de San Martín de Provensals, que por entonces era un municipio independiente. Sin embargo, tras la anexión de éste municipio a la ciudad de Barcelona no se pidió una nueva licencia.

En octubre de 2018 el Ayuntamiento de Barcelona y la junta constructora de la Sagrada Familia llegaron a un acuerdo para la regulación de la licencia del proyecto, que finalmente fue concedida el pasado 7 de junio.

Como parte de este acuerdo la Junta Constructora de la Sagrada Familia se comprometía a efectuar una compensación de 36 millones de euros por las molestias originadas por el turismo al entorno vecinal que se destinará a realizar mejoras en el entorno y los transportes. Este pago incluye 4,6 millones de euros como concepto de Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras y la tasa de licencia de obras.

En un comunicado emitido por la Basílica de la Sagrada Familia precisan que “la regularización de la licencia de obras es el resultado de un trabajo conjunto entre el Ayuntamiento de Barcelona y la Sagrada familia que han colaborado estrechamente durante los años pasados”.

En el comunicado enviado por la Sagrada Familia explican que este acuerdo tiene la finalidad de “contribuir económicamente a la urbanización, la movilidad y el mantenimiento del entorno”.

Esta licencia de obras establece una altura máxima de 172 metros y una superficie construida sobre rasante de 41 mil metros cuadrados y dos plantas de sótano y también prevé que se termine de construir en el año 2026.

Esta licencia no contempla la construcción de una escalinata de acceso por la fachada de la Gloria que obligaría a derribar algunos edificios y que ha sido un aspecto controvertido desde hace años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *