Avanzan preparatorios para el Sínodo de la Amazonía

En octubre de 2019 se realizará el Sínodo de los Obispos para la región PanAmazónica. Este evento tiene trascendental importancia por ser la Amazonía uno de los pulmones de nuestro planeta y que por diversas acciones del ser humano está siendo gravemente afectada.

Monseñor Joaquín Humberto Pinzón, Vicario Apostólico de Puerto Leguízamo-Solano (Colombia) y miembro de la Comisión Pre-Sinodal, a través de un video mensaje, explica cómo va avanzando el camino hacia el Sínodo para la Amazonía.

El prelado recuerda que la Iglesia es sensible a la realidad de esta región y que está presta al llamado del Papa para convertir esta sensibilidad en acción. “Por los hechos de destrucción que está viviendo la PanAmazonía la Iglesia reflexiona sobre este tema y cómo debemos cuidar la Amazonía”, señala.

Así mismo, explica que esta preocupación se evidencia en el Documento de Aparecida en el que se ha hecho visible este tema. En 2014 se creó la Red Eclesial PanAmazónica (REPAM), inspirada en la compleja situación de la Amazonía y asumiendo el llamado de los obispos latinoamericanos reunidos en la Conferencia de Aparecida.

“Crear conciencia en las Américas sobre la importancia de la Amazonía para toda la humanidad. Establecer, entre las iglesias locales de diversos países sudamericanos, que están en la cuenca amazónica, una pastoral de conjunto con prioridades diferenciadas para crear un modelo de desarrollo que privilegie a los pobres y sirva al bien común” (DA 475).”

En relación al camino sinodal, el prelado explica que se inició en enero de 2018 y que cada país ha retomado el documento preparatorio a través de espacios de reflexión. “En Colombia se han realizado dos asambleas pre sinodales, en Florencia (Caquetá) y en Puerto Inírida (Guainía)”.

“Una vez recogido el material se procesará esa información para hacer una propuesta al equipo preparatorio del Sínodo y así construir el Instrumento Laboris en abril de 2019. Este instrumento se enviará a todos los padres sinodales para que sea estudiado, preparado y enriquecido con los aportes de todos”, señala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *