Avanzan preparativos para el Congreso Nacional Misionero 2020

El 27 de septiembre se reunieron en Bogotá los directores del Centro de Evangelización y Fe, presidido monseñor Francisco Múnera Correa, así como el director de Obras Misionales Pontificias, Padre Javier Alexis Gil Henao, para continuar con la construcción de la arquitectura del Congreso Nacional Misionero, que se realizará el próximo año del 25 al 28 de agosto en la ciudad de Pereira.

Según manifestó monseñor Múnera Correa, este será un momento para recoger las síntesis de los anteriores Congresos, de manera especial el que se realizó en Bucaramanga en el 2016. “Así vamos preparándonos para celebrar en el 2024 el centenario del primer Congreso Misionero vivido en Colombia (…) Estos espacios han despertado el espíritu misionero en nuestro país, inspirados por dos grandes figuras, como han sido Santa Laura Montoya y el venerable Miguel Ángel Builes”.

El también obispo de la diócesis de San Vicente del Caguán, destacó que la Misión Ad gentes ha ido creciendo ad intra con un trabajo propio en las jurisdicciones eclesiásticas y comunidades religiosas y ad extra, sensibilizando cada vez más frente a la responsabilidad misionera que se tiene con la Iglesia Universal.

El prelado afirmó que el mes misionero, que celebrará la Iglesia en octubre, ha de servir como ayuda para tomar conciencia de que somos bautizados y por tanto enviados a evangelizar. Recordando las palabras del papa Francisco, “no podemos sentirnos misioneros de primera o de segunda”, el jerarca dijo que hoy no se debería hablar ya de laicos comprometidos, pues todo cristiano debe estar inmerso con la acción evangelizadora y misionera de la Iglesia.

“La vocación de todo cristiano es misionera y ese Ad gentes también lo encontramos en nuestras realidades familiares, hay muchas personas que han dejado su fe, abandonado su adhesión a Jesucristo, se han vuelto apáticos e indiferentes, entonces nos corresponde a todos reavivar esa dimensión misionera ad intra y ad extra”, enfatizó.

Subrayó, además, que la misión Ad gentes, por los desafíos geográficos o culturales que tiene, requiere de una preparación muy específica, “es entonces donde vienen los misioneros con esta especial vocación, idoneidad y preparación, se hace necesario una formación que los haga capaces de entrar en diálogo con otras culturas, experiencias religiosas y con otros pueblos”.

Temáticas del Congreso

Bajo el lema: «Con María Misionera, más allá de las fronteras», inspirado en el evangelio de Lucas 1, 39: «En aquellos días, levantándose María, fue de prisa a la montaña, a una ciudad de Judá», el obispo explicó que el Congreso girará en torno a tres grandes momentos.

“El primer día vamos a escuchar los clamores que nos llegan de los ámbitos de la Misión Ad Gentes universal y local del país; el segundo día se trabajará sobre el eje de los testigos de ayer y de hoy que nos puedan inspirar para fortalecernos con nuestro compromiso como misioneros; y el tercer día tendremos los compromisos que cada iglesia particular debe formular para concretizar su empeño con la misión Ad gentes”.

Expuso, además, que este Congreso debe ayudar a mostrar aquellas realidades que están invisibilizadas, descuidadas y abandonadas, “debemos dar respuestas a los pueblos indígenas, a las comunidades afro, a los jóvenes o a ciertas realidades marginadas, que la Iglesia pudo haber descuidado, esto tiene que ser un compromiso de parte nuestra”.

Finalmente, afirmó que el Congreso terminará con un envío misionero, donde se invitarán a las distintas vocaciones, obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, seminaristas, diáconos y laicos, a disponer de un tiempo para dedicar a la misión Ad gentes.

La comisión responsable de dar viabilidad a este Congreso está integrada por: Los obispos que conforman la Comisión Episcopal de Misiones, representantes religiosos de comunidades misioneras, sacerdotes del Centro para la Evangelización y la Fe del Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano (Departamentos de: Animación Misionera, Minorías Étnicas, Catequesis, Animación Bíblica, Promoción y Unidad del Diálogo y Liturgia).

Además integrantes de Obras Misionales Pontificias, sacerdotes representantes de los Seminarios Mayores de Colombia, representantes de la pastoral con comunidades afro e indígenas, y algunos laicos misioneros. Para esta ocasión se contó con la presencia de algunos sacerdotes de la diócesis de Pereira quienes vienen participando en la preparación del evento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *