África es consagrada al corazón de Jesús durante congreso de la Divina Misericordia

El Cardenal Dieudonné Nzapalainga, Arzobispo de Bangui, República Centroafricana, presidió un Acto de Consagración de África al Corazón Misericordioso de Jesús en la Eucaristía de clausura del IV Congreso de África y Madagascar sobre la Divina Misericordia. El evento se llevó a cabo en Uagadugú, Burkina Faso, y congregó a más de 1200 participantes.

«Hemos recibido gracia sobre gracia, a través de las enseñanzas, momentos de oración, adoración, recitación de la Coronilla de la Divina Misericordia, el tiempo dedicado a lugares de fragilidad: hospitales, prisiones, campamentos de desplazados, orfanatos, parroquias», resumió el Cardenal sobre las actividades de Congreso. «La Divina Misericordia ha revelado a nuestros ojos la belleza de la familia de Dios en África, en Madagascar y en Burkina Faso».

El purpurado hizo un llamado público al cese del tráfico de armas, una de los principales de la violencia que causa gran sufrimiento en el continente. De igual manera propuso a los violentos, «que trabajan en las sombras», dejar las armas y ofrecer en su lugar muestras de perdón y reconciliación. «Imploramos tu Misericordia para que todos los habitantes del continente puedan vivir como hermanos y hermanas que se aman», imploró el Cardenal durante el Acto de Consagración.

El Congreso es celebrado como una iniciativa surgida tras el fallecimiento del Papa San Juan Pablo II, gran promotor de la devoción a la Divina Misericordia. El objetivo del encuentro es profundizar el conocimiento y experiencia de la Divina Misericordia, la cual es presentada como uno de los elementos centrales de la revelación divina y un motor de transformación de las personas, las relaciones y las sociedades. El más reciente congreso panafricano fue celebrado en la ciudad de Kigali, Ruanda, en 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *