4 Ideas para celebrar en familia Holywins, víspera de todos los santos

Fuente: Cynthia Pérez / ACI Prensa

La celebración de Holywins, cuyo significado es “la santidad vence”, es una iniciativa que nació en París en 2002 con el objetivo de celebrar el 31 de octubre la víspera de Todos los Santos. Con el tiempo, esta celebración católica se extendió a otros países europeos como España y al resto del mundo.

Ese día, las parroquias y comunidades católicas se reúnen para celebrar Misa, participar en adoraciones eucarísticas y encuentros de oración, así como en actividades lúdicas para fomentar la participación de los niños, jóvenes y sus familias.

Por ejemplo, es costumbre disfrazar a los niños de sus santos favoritos y reunirlos para hablarles sobre estas vidas ejemplares y recordar el llamado a la santidad. Además, se suelen realizar juegos y cantos de animación, y compartir alimentos y dulces.

Si bien este año, la participación física en la comunidad parroquial puede verse limitada debido a la pandemia del coronavirus, muchas parroquias han organizado actividades para participar virtualmente. Además se ha invitado a celebrar esta fiesta en el hogar.

A continuación, compartimos algunas ideas para celebrar esta fecha:

Disfrázate de tus santos favoritos

No se necesita una gran inversión para elaborar un disfraz, sino que con ayuda de algunas telas u objetos caseros se puede lograr una buena caracterización.

Por ejemplo, para vestirse como Santa Catalina de Siena, solo se necesita un largo vestido blanco o crema que represente el hábito de la orden dominica y una tela negra en forma de “toca”, prenda que usan las religiosas para cubrirse la cabeza. Además, se puede fabricar una corona de ramas secas para la cabeza y llevar en la mano una cruz y un pequeño ramo de azucenas.

Para disfrazarse como Santa Rosa de Lima, se puede utilizar el mismo hábito utilizado para Santa Catalina de Siena, solo que cambiando la corona de ramas secas por una de rosas rojas.

Para disfrazarse como San Juan Diego, se requiere de una gran manta o sábana blanca o crema que envuelva el cuerpo y en la parte frontal se puede colocar una imagen de la Virgen de Guadalupe y algunas rosas rojas a sus pies.

Para representar a Santo Domingo Savio, patrono de los coros de niños, solo se requiere de un pantalón marrón, un saco verde, una camisa blanca y una corbata de lazo o “michi”. Para vestirse como San Ignacio de Loyola y como San Francisco de Asís, solo se requiere de una túnica negra y una túnica marrón, respectivamente.

Comparte alimentos y dulces temáticos

Toda celebración suele estar acompañada de comida, aprovecha este día para cocinar en familia y prepara postres alusivos al oficio o actividad de la que un santo es patrono, o con elementos característicos de tu santo favorito. Luego, colócalas en tu mesa y comparte con tu familia la historia o anécdotas del santo o los santos elegidos.

Por ejemplo, en el caso de San Juan Gualberto, patrono de los parques y trabajadores forestales, podrías elaborar cupcakes de chocolate decorados con “frosting” blanco y pequeños árboles hechos con chocolate o masa elástica. En el caso de Santa Rosa de Lima, podrías preparar cupcakes con frosting en forma de rosas rojas.

En el caso de San Antonio Abad, patrono de los animales domésticos, o San Francisco de Asís, patrono de los animales y los ecologistas, podrías elaborar o comprar galletas con forma de animales o de hojas o árboles.

Fomenta actividades lúdicas sobre los santos

Además de los postres preparados, podrías llenar recipientes o tazas grandes con dulces que tengan envueltos, cada uno, papeles que tengan escritas algunas de las frases más famosas de los santos de tu devoción. También, podrías llenar tazas con dulces y colocar en su interior un palito de chupete o varilla de madera que tenga pegada la imagen de algún santo.

Si ya cuentas con calabazas en tu hogar, no las desperdicies, podrías dibujar en ellas una estrella o una cruz y llenarlos con los dulces que tengan envueltas las frases de tus santos favoritos. De esta manera se evitarán las caras terroríficas y se dará un sentido más cristiano a esta actividad.

Posteriormente, podrías contar la historia de algunos santos o ver películas de santos en familia, animadas en el caso de los niños, y luego hacer preguntas de comprensión. Con los que ya conozcan varias historias de los santos, incluso podrías jugar charada. Los que respondan correctamente podrán llevarse los dulces que coloques.

También podrías hacer que los más pequeños de tu familia realicen una dramatización o actuación de la historia, episodio o anécdota de alguno de sus santos favoritos. Esta actividad podría ser más divertida si cuentan con algún disfraz o algún elemento alusivo al santo.

Además, se podría fomentar que cada miembro dibuje a su santo favorito o haga origami o manualidades representando a su santo patrón o algún elemento característico de él. Después, cada uno podría explicar por qué lo eligió y compartir su frase favorita del santo con los demás.

Decora el altar de tu casa y reza en familia

Primero, arma un altar familiar en tu casa si no tienes uno. Este es un excelente espacio para rezar el Rosario en familia, y esta práctica devocional es mejor hacerla en comunidad que de forma individual.

Las imágenes de los santos se colocan con frecuencia en los altares para su veneración y, además, pueden ser muy instructivas.

Recordando que estos espacios deben ser especiales y fomentar el recogimiento para la oración, aprovecha este día especial y decóralo en familia con imágenes de tus santos favoritos y flores para la Virgen María, ya sean naturales o hechas de papel, elaboradas bajo la técnica del origami.

Luego, reza el Rosario con la participación de toda tu familia pidiendo a Dios la santidad de tu familia y dedica una oración al santo o los santos de tu devoción. Cada miembro podría leer un misterio del rosario, y al final todos podrían dedicar canciones a María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *